Hoy inauguro este blog para hablar de un tema primordial de la decoración de interiores: el uso de la iluminación para crear ambientes acogedores en el hogar.

En mi trayectoria como profesional del interiorismo en la Costa del Sol, he tenido la oportunidad de conocer las necesidades de mis clientes que me han permitido asesorarles y orientarlos a la hora de decorar sus hogares.

Una de las principales premisas a considerar a la hora de definir el estilo de un espacio es la iluminación. Tanto la incidencia de la luz natural, que condicionará la necesidad de ser tamizada o no según su intensidad, como la luz artificial que debe ser tratada de forma adecuada para convertir una habitación en un lugar acogedor.

La iluminación en el hogar

La actividad a la que se dedicará un espacio es, sin duda, el principal condicionante para elegir los puntos de luz adecuados.

Mayor claridad para aquellos lugares destinados a zonas de trabajo: cocina, baños, despachos, y luces cálidas para las zonas de descanso.

El tratamiento de la iluminación en el hogar es un factor clave que marcara el sentido del resto de la decoración.

Por eso es esencial tener en cuenta la distribución de la luz que se repartirá en cada habitación incidiendo en aquellas zonas a las que queramos dar protagonismo.

¿Cómo elegir la luz adecuada para cada espacio?

Conseguir intimidad o calidez son las premisas que marcan la principal finalidad del diseño de interiores: recrear un ambiente confortable.

Pantallas en tonos naturales que tamicen la luz conseguirán crear rincones agradables.

Además, un correcto uso de la luz nos permitirá diferenciar espacios dentro de una misma habitación.

Elegir puntos de luz directa es la mejor opción para aquellos espacios que así lo requieran, como librerías, comedores o zonas de paso.

iluminacion-comedor

Tipos de iluminación para tu hogar

Según su disposición y finalidad, la iluminación puede clasificarse según su objetivo. La clave para crear la luz adecuada en un espacio es la acertada combinación de estos diferentes tipos.

  • Luz general: se trata de la luz superior cuya función primordial es iluminar de forma eficaz un espacio. Son las luces superiores fijas o suspendidas del techo.
  • Iluminación ambiental: se trata de focos repartidos por la habitación con la finalidad de crear distintas atmósferas para crear espacios íntimos y acogedores.
  • Iluminación funcional: se tata de aquellos puntos de luz cuya función es más practica que decorativa, como por ejemplo las lamparas que colocamos sobre las mesillas de noche o en mesas de trabajo.

Espero que este artículo te haya ayudado. Si necesitas asesoramiento puedes contactar conmigo desde los formularios de la web, por teléfono, o a través de las redes sociales de Jacaranda Decoración. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *